top of page

Cómo integrar el bienestar japonés en tu vida | maison ito

Actualizado: 11 ene 2023


dos mujeres en un baño mirando al monte fuji

Foto: Onsen dengan pemandangan Gunung Fuji

Conocidos por su conducta sabia y calmada, los japoneses poseen rituales de bienestar centenarios que se ha demostrado mantienen a la gente feliz y sana. Tanto si has visitado Japón para experimentarlos de primera mano o no, el poder del bienestar japonés es evidente. El J-Wellness pone la naturaleza y la relajación siempre en primer lugar, dando prioridad a las hierbas, la hidratación y el mindfulness. En Maison Ito, creemos que estos rituales ancestrales son vitales para conseguir un cuerpo y mente más sanos. Aquí te compartimos cinco maneras sencillas en las que puedes incorporar el bienestar japonés en tu vida cotidiana.


#1 Bebe un refresco de hierbas

En Japón, al beber té se refresca el cuerpo, la mente y el espíritu. El té matcha, en particular, era popular entre los Samurai y los monjes budistas por sus propiedades curativas para la mente y el cuerpo. Este té verde en polvo contiene muchos antioxidantes, vitamina C, L-theanine y aminoácidos, lo que ayuda a concentrarnos y nos permite relajarnos al mismo tiempo. El té verde también tiene significativamente menos cafeína que el café. Una taza de té verde solo tiene 28 miligramos de cafeína, mientras que el café tiene 96 mg. Beber té verde puede incluso ayudar a estimular tu metabolismo y promover un peso sano. Los científicos han descubierto que este té tiene propiedades que pueden facilitar el rejuvenecimiento de los células, lo que significa que le proporciona cosas buenísimas a tu cuerpo y piel. En conjunto con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, es fácil ver por qué los japoneses le tienen tanto aprecio al té verde. Otros tes como el houjicha, el sencha o el kukicha también tienen propiedades beneficiosas para la salud y se pueden disfrutar cuando te tomas un descanso durante el día.


#2 Disfruta del ritual del baño japonés

baño japonés con vapor en otoño y con dos tazas con té

Crédito de la foto: Hoshino Resorts KAI Ito

Un baño cálido y relajante puede hacer que cualquiera se sienta bien. Para los japoneses, un baño no es una manera lujosa de limpiarse, sino un pilar de bienestar. Los tradicionales baños calientes de primavera, conocidos como onsen, siguen siendo populares en Japón por su habilidad para promover el bienestar, la relajación y el disfrute. Estos tradicionales baños no solo limpian el cuerpo a la perfección, sino que también le recuerdan a la gente la importancia de detenerse, concentrarse en ellos mismos y dejar de preocuparse por los problemas cotidianos. A los japoneses también les encantan las primaveras cálidas como las de Ito por su exuberante vegetación y baños extremadamente relajantes. ¿Quieres recrear la experiencia de un baño japonés? Antes de nada, necesitarás vapor para evocar la sensación de primavera cálida, además de agua caliente para suavizar la piel y relajar los músculos. Añade un elemento aromático, bien sea con un difusor o un gel de ducha con fragancia natural. Nosotros te recomendamos los de Soeder, una de nuestras tiendas locales favoritas. Para máxima relajación, necesitarás complementar tu baño japonés con un masaje.Te recomendamos que te ates el pelo, tal y como manda la tradición del onsen para evitar que se hagan bolas en el pelo, mientras que frotas con suavidad un poco de aceite como el de camelia japonesa (tubaki) en tu piel. Baños regulares de este tipo te pueden ayudar a conseguir una piel suave y delicada, o como los japoneses la llaman, mochi-hada (piel de pastel de arroz), lo que es un guiño a los postres japoneses suaves y pomposos.


#3 Mantén una dieta sana y equilibrada

Si somos lo que comemos, entonces los japoneses son cereales integrales o frutas y vegetales crudas. Después de todo, el sushi no se cocina por una razón antigua: los japoneses creen que las comidas más sanas son las crudas. Frutas y vegetales crudos tienen más nutrientes, aunque hervir y cocerlas al vapor ayuda a que mantengan sus vitaminas y minerales. Los vegetales hervidos servidos con arroz o noodles son comunes en platos en todo Japón. Las algas, como el nori y el wakame, son otra comida común en Japón que tienen beneficios para la salud sorprendentes. Sin embargo, no solo es lo que los japoneses comen, sino cómo comen lo que les permite tener una dieta equilibrada. El concepto de hara hachi bu determina que deberías parar de comer cuando estás lleno al 80 por ciento. Esto es clave para el bienestar japonés, ya que esta manera de comer te mantiene satisfecho, a la vez que delgado y sano. Es la manera mindful que permite a la gente ser más consciente de qué y cuánto comen. El equilibrio en todos los aspectos de la vida es esencial para practicar este tipo de bienestar ancestral.


#4 Conecta con la naturaleza

luz en el bosque

Crédito de la foto: Unsplash

Nuestras vidas se pueden beneficiar de más mindfulness, bien sea en la manera en la que comemos o cómo pasamos el tiempo. Pasar más tiempo en la naturaleza para disfrutar de sus maravillas y absorber el sol es la base de la cultura japonesa. Hanami u observar las flores es muy popular en Japón, especialmente durante la temporada del florecimiento del cerezo. La gente se sienta debajo de los cerezos y observan cómo la naturaleza florece ante sus ojos. Otros prefieren dar paseos largos en el parque para observar las flores, lo que les ayuda a hacer ejercicio físico de bajo impacto pero efectivo. Estar en la naturaleza promueve la relajación, mejora nuestro humor y facilita la meditación. Además, pasar tiempo al aire libre nos puede ayudar a obtener nuestra dosis de vitamina D, lo que ayuda a combatir las enfermedades del corazón. Sentir la luz del sol y el viento en nuestra cara revitaliza la mente, el cuerpo y el alma. La palabra japonesa komorebi, o ‘luz solar a través de los árboles’, habla de la belleza de buscar el sol. Al final, tomarse un tiempo para oler las flores o dar un paseo a la luz del sol son aspectos del J-wellness que todos podemos apreciar.


#5 Aprende sobre el Kintsugi

platos de cerámica con detalles dorados

Crédito de la foto: Panduro

La experta en bienestar japonés Candace Kumai cree que todo el mundo debería incorporar el concepto de kintsugi en sus vidas. Tradicionalmente, una forma de arte dedicada a reparar cerámica rota con oro, el kintsugi se ha convertido en el movimiento que celebra los defectos. En lugar de escoger determinar nuestro bienestar por cómo de “perfectos” somos, el kintsugi afirma que nuestras imperfecciones nos hacen únicos. Este aspecto del J-wellness nos permite profundizar más y aprender cómo aceptarnos a nosotros mismos por quienes somos.

Aprender a aceptar tus imperfecciones y ver como ellas te hacen una obra de arte es la naturaleza simbólica del movimiento kintsugi. Como personas, debemos darnos cuenta de que somos más bellos cuando somos completamente nosotros. Los fallos y accidentes deberían apreciarse por lo que aprendemos de ellos, y no deberíamos esconderlos. Al final, el verdadero bienestar se trata de encontrar paz en lo más profundo de nosotros mismos. Los principios del bienestar japonés han mejorado vidas durante siglos. Si estás en búsqueda de una experiencia de J-wellness impregnada de notas de madera de ciprés, entonces reserva una experiencia en Maison Ito. Escoge entre nuestros tratamientos tales como el de barba + masaje facial, nuestro masaje facial signature, nuestro masaje de lifting, nuestro masaje power-yoga, todos ellos de la mano de nuestra facialista altamente cualificada Emilie. Escoge la sesión que mejor se adapte a tus necesidades con opciones de masajes de 60 y 90 minutos. Potencia tu bienestar hoy y programa una cita con nosotros. POR ASHUNI P. & EMILIE CELINE

11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page