top of page

Cómo cuidar tu piel en el gimnasio, según una facialista y entrenadora personal | maison ito

Actualizado: 12 ene 2023


Foto de Jonathan Simkhai X Carbon 38


Crear un nuevo plan de ejercicio puede ser emocionante. Tendemos a comprar equipamiento nuevo y apuntarnos a la clase de spinning de moda y pensar en todas las maravillosas maneras de hacer ejercicio. Incluso si no eres un gran fan del gimnasio, al menos entiendes la importancia de sudar un poco de vez en cuando. Pero como cualquier cambio que introducimos en nuestra rutina, esto podría alterar el modo en el que nuestra piel se comporta. Es por ello que Emilie Celine, la experta en cuidado de la piel de Maison Ito y entrenadora personal, comparte aquí algunos de sus consejos más importantes sobre cuidado de la piel. Tanto si corres al aire libre como si haces ejercicio en una clase de HIIT, aquí te contamos algunas de las mejores maneras de cuidar de tu piel antes, durante y después de hacer ejercicio — y además te recomendamos algunos de nuestros productos favoritos.



Antes de hacer ejercicio


#1 Empieza por tener el cutis limpio


Quítate el maquillaje antes de empezar. Tu piel debería ser capaz de respirar y tener una vía de escape fácil para expulsar cualquier toxina no deseada. Para los hombres y las personas que se levantan pronto para hacer ejercicio, intentad nuestra rutina de cuidado de la piel favorita antes de entrenar: échate un poco de agua fría en la cara para despertar la cara, seca a toquecitos con una toalla y termina poniéndote este protector solar facial ligero de ISDIN con SPF 50.


Si tienes prisa: prueba el agua micelar sensibio H20 de Bioderma. La tecnología micelar (moléculas pequeñas rodeadas de agua que atraen y eliminan la suciedad) pueden ayudar a limpiar tu tez sin la necesidad de enjuagar. Elimina impurezas diarias y restos de productos de cuidado de la piel que se hayan podido quedar en tu piel.


#2 Trae tu propia esterilla


Si eres fan del yoga y el pilates, puedes pensar en traer tu propia esterilla y toallas a tus clases. Las esterillas de yoga de los estudios normalmente las utilizan muchos estudiantes y pueden tener bacterias. Si no quieres traer y llevar una de aquí para allá, puedes intentar hacer un limpa esterillas casero: llena una botella de spray con agua purificada, añade 3 gotas de aceite de árbol de té (por sus propiedades antisépticas y antimicrobianas) y 3 gotas de un aceite esencial (para darle un aroma agradable), ¡y voila!



Durante tu sesión de ejercicio

Crédito de la foto: unsplash


#1 Usa tus propias toallas


Querrás tener contigo dos toallas, una de ellas para secarte el sudor de la cara. Con esto te evitas caer en la tentación de tocarte la cara, ya que esto puede esparcir gérmenes y bacterias en tu cutis que pueden entrar a tu organismo por los poros. Usa otra para limpiar las máquinas del gimnasio (que habitualmente no se limpian correctamente tras su uso).


#2 Sé consciente de la tensión de tu cara


Puede que ese nuevo instructor de Crossfit que tienes haya hecho que tus límites se amplíen, pero es importante que seas consciente de si aprietas la mandíbula o fuerzas la vista cuando te mueves. ¡Intenta relajar la mandíbula, relajar tus músculos faciales y respirar! Esto aplica tanto en el entrenamiento como en el postentrenamiento.



Después de hacer ejercicio

Crédito de la foto: unsplash


#1 Lava tu cara


Es importante limpiar tu piel inmediatamente para deshacerte de cualquier bacteria o restos de sudor. Idealmente, después de darte una ducha, usa un limpiador suave. Tu piel puede estar extra sensible después de una buena sesión de entrenamiento y puede ser propensa a microabrasiones, así que lo mejor es dejar la exfoliación para la noche. Si sueles ponerte como un tomate, entonces necesitas productos calmantes y con ingredientes antiinflamatorios como agua de rosas o camomila. Si tienes algo más de tiempo, añade un chorrito del Acelerador Hidratante de Josh Rosebrook a tu rutina postentrenamiento, nuestro nuevo tonificante favorito aquí en Maison Ito.

Si tienes prisa: lavarte las manos debería ser prioridad (antes y después de entrenar). Toallitas limpiadoras antibacteriales o discos de algodón también pueden ser una solución rápida. Prueba estas toallitas limpiadoras termales calmantes BébéBio de JONZAC que te ayudarán a limpiarte en un apuro y reducir los brillos.


#2 Cambiate de ropa cuando termines


Puede que estés pensando “este chándal de Nike es super comodo para hacer recados” o “no pasa nada si voy a recoger a los niños en estos maravillosos Lululemons”. Y aunque te queden de maravilla, puede que no sean muy buenos para tu piel. Los atuendos ceñidos y absorbentes hacen que tengas los aceites de la piel y la piel muerta en contacto con tu piel por horas, creando así la receta perfecta para que se produzca un brote. Así que cámbiate de ropa lo antes posible.



Periodo de recuperación


#1 Haz una sesión de refuerzo


Tanto si es un smoothie como un batido de proteínas, el cuidado de la piel postentrenamiento consiste en recuperar algo más que tus músculos. Ya que los refrigerios que compramos en los supermercados a menudo tienen azúcares añadidos, lo mejor es preparar algo desde cero nosotros mismos.

¿Nuestro favorito? Este bol de smoothie de vainilla de Nadia Damaso, la autora suiza de Eat Better Not Less (Come mejor, no menos). Tiene proteínas añadidas para una recuperación rápida de los músculos, además de frutos del boque y chocolate negro para un extra de antioxidantes (y un toque de dulzor, por supuesto). Conseguir antioxidantes comiendo sano nos ayuda a la retención de humedad en la cara, reducir la inflamación y combatir los signos de la edad. Si tienes prisa: estas bolas de cacahuete sin azúcar de Noshballs para tener un tentempié saludable siempre a mano. También deberías hacerte con una botella de agua reusable con agua purificada, o mejor aún: agua de coco sin azúcar para refrescarte. Esto te ayudará a rehidratarte inmediatamente y reponer tu piel reseca.



#2 Espera antes de usar maquillaje o perfumes


Tu piel actúa como si fuera el aire acondicionado del cuerpo, ayudando a refrescar todo después de sudar. Te recomendamos esperar unas dos horas para refrescarte antes de aplicar tu maquillaje mineral favorito — una opción ligera para cubrir cualquier rojez. En cuanto a perfumes, intenta rociar un poco en tu ropa, pero no directamente en la piel justo después de hacer ejercicio.


Masaje Hero Lift – Foto cortesía de Maison Ito


Así como tú necesitas un buen estiramiento para aliviar tus músculos tensos, tu cara también necesita un masaje estructurado para relajarlos después de una actividad extenuante. Un masaje facial puede aliviar tensión y devolver el brillo que tu rostro esconde debajo. ¿La mejor parte? No tienes que hacer ningún esfuerzo. De hecho, es ultra relajante. Puedes reservar un masaje facial visitando Maison Ito, recientemente reubicado en Barcelona.



POR KALEENA STROUD & EMILIE CELINE


#ejercicio #entrenamiento #consejosdebelleza #consejosdeyoga #consejosdepilates #consejossobrelapiel #facialista #cuidadodelapiel #cuidadodelapielnatural #consejosamorpropio #cuidadodelapieldeluko #consejoscuidadodelapiel #expertosencuidadodelapiel #faciales #cuidatupiel #bienestar #barcelona#maison_ito

7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page